lunes, 14 de noviembre de 2016

MASA DE PIZZA CASERA



Hoy os propongo un clásico que no debería faltar en vuestro recetario, la masa de pizza, una receta muy sencilla que cuando la probéis os aseguro que no vais a volver a comprarla congelada o envasada para hornear

Ademas durante el proceso os voy a decir como debéis hacer si queréis congelarla para comérosla otro día. Los ingredientes que he usado vosotros los podéis cambiar y usar los que mas os gusten, el mundo de las pizzas como sabéis admite muchísimas variantes.


  • INGREDIENTES (para 2-3 personas):

PARA LA MASA DE PIZZA:

  - 200gr de Harina de Fuerza.
  - 600gr de Agua.
  - 4gr de Levadura Fresca
  - 18gr de Sal.
  - 1 cucharada de Aceite de 
    Oliva Virgen Extra.

LO BÁSICO QUE NO DEBERÍA FALTAR:


  - Salsa de Tomate.
  - Orégano.

LOS INGREDIENTES DE "MI PIZZA":
  
  - Baicon.
  - Calabacín. 
  - Tomate.
  - Champiñones.
  - Queso Rallado.

  • PREPARACIÓN:
Vamos a hacer nuestra masa de pizza, el proceso puede ser mas rápido si tenéis una maquina de amasar, pero si no la tenéis como es mi caso os toca mancharos las manos un poco.... 

En un bol ponemos el agua (reservando un poco), la sal, la harina y la aceite de oliva virgen extra y amasamos hasta obtener una masa uniforme. Con maquina durante unos 20 minutos a velocidad lenta.

 

Diluimos en el agua que hemos reservado la levadura fresca y se la añadimos a la masa anterior, amasando de nuevo hasta obtener una mas uniforme. Con la maquina unos 10 minutos mas.

 


Dejamos reposar en el mismo bol donde hemos amasado, tapada con un trapo limpio, durante 1 hora, hasta que doble su tamaño.

 

Una vez pasado el tiempo amasamos la masa para que pierda el aire que ha creado en la fermentación, dividimos y formamos una bola con la masa (boleamos), la tapamos de nuevo y dejamos reposar hasta que vuelva a doblar de tamaño.

 

Ahora con la ayuda de un rodillo, enharinamos la mesa y formamos la base la pizza con el grosor que mas os guste (a mi cuanto mas finita mejor).

 

Precalentamos el horno a 200º. Ponemos la masa en la placa de horno y pintamos sin llegar a los bordes con salsa de tomate casera (podéis usar el hicimos en ESTA RECETA) y un poco de orégano. Horneamos la base hasta que empiece a dorarse y se separe perfectamente de la placa sin doblarse. En este momento es cuando podemos seguir preparando la pizza o congelarla para otro día.

 

Ya podemos los demás ingredientes de la pizza y terminar de hornear hasta que el queso este gratinado y la base este crujiente. 

 


Para la presentación final poco mas hay que hacer, cortarla en porciones y a disfrutar de nuestra pizza casera hecha en casa y totalmente natural.

Si os gusta la pasta aquí tenéis otros platos que ya hemos hecho en unuestro blog:

NOODLES CON GAMBAS                   
  CANELONES DE VERDURA Y PAVO       
       

Recuerda que podéis seguirnos en nuestras redes sociales de La Cocina de Alex y estaréis informados de nuestras últimas novedades: FacebookTwitterInstagram o Google+.




Printfriendly