lunes, 30 de enero de 2017

GALLETAS DE MANTEQUILLA "ESTAMPADAS" DE DOS SABORES


Hoy he querido hacer una receta para usar un regalo que me hicieron hace un tiempo y tenía muchas ganas de estrenar. Se trata de unos sellos muy originales para hacer galletas, vais a ver que fácil que es hacer unas deliciosas galletas en casa.

Si no tenéis estos sellos que usamos en la receta, no os preocupéis, simplemente hacéis todo el proceso y en vez de usar los sellos, cortáis con un cortapastas o un cuchillo y le dais la forma que más os guste. Lo del sello es simple adorno y el sabor de la galleta no va a cambiar. También podéis hacer las galletas solo de un sabor, o blancas o de cacao, sin separar la masa en dos partes cuando os digo en los pasos de mas abajo.


  • INGREDIENTES (para 30 galletas):

- 200gr de Mantequilla.
- 120gr de Azúcar Glas.
- 2und de Huevo.
- 525gr de Harina.
- 1 cucharadita de Canela Molida. 
- 1 cucharadita de Jengibre Molido.
- 1/2 cucharadita de Sal.
- 25gr de Cacao en polvo.

  • PREPARACIÓN:

En primer lugar lo que tenemos que hacer es pomar (ablandar la mantequilla) a temperatura ambiente. Ponemos en un bol la mantequilla con el azúcar glas y removemos hasta obtener una masa homogénea con todo incorporado.

 

Batimos los huevos un poco y los incorporamos a la masa. Removemos hasta que mezclar todos los ingredientes.

  Incorporar a la masa el jengibre, la canela, la sal y 200gr de harina. Mezclar y separar la masa en dos partes iguales en dos boles.

 


Separa la harina sobrante en dos partes (175gr y 150gr). Tamizar los 175gr en un bol y los 150gr junto con el cacao (25gr) en el otro bol. Mezclar ambas masas hasta que tomen un color homogéneo. Envolver con papel film y dejar reposar en el frigorífico durante un mínimo de 1 hora, si es mas tiempo mucho mejor.

 
 

Sobre la mesa con un poco de harina, estiramos las masas con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 6-8mm. Y vamos marcando las galletas con los sellos, previamente bañados con harina para que no se pegue la masa. Finalmente cortamos con la ayuda de un cortapastas para darle la forma de galleta.

 


Con el horno precalentado previamente a 180ºC, colocamos las galletas en una bandeja de horno forrada con papel de horno y cocemos en el horno durante 15 minutos o hasta que se empiecen a dorar por los bordes (depende del grosor que tengan las galletas).
Una vez horneadas las sacamos a una rejilla y dejamos enfriar antes de guardarlas en un recipiente hermético o en una lata. 

Para la presentación final no hay que hacer nada más, simplemente acompañar con un café caliente y disfrutar de su delicioso sabor.

Si os gusta el dulce, seguir buscando por el blog que vais a encontrar muchísimas recetas riquísimas, aquí tenéis dos ejemplos mas de otros tipos de galletas que ya hemos hecho

GALLETAS DE AVENA Y SEMILLAS                       
  COOKIES CON PEPITAS DE CHOCOLATE                        


Recuerda que podéis seguirnos en nuestras redes sociales de La Cocina de Alex y estaréis informados de nuestras últimas novedades: FacebookTwitterInstagram o Google+.











Printfriendly