lunes, 26 de junio de 2017

PECHUGA RELLENA CON SALSA DE MANZANA Y JENGIBRE



Esta semana usamos pechuga de pollo para daros una idea de receta que se puede comer tanto fría como caliente acompañada por la salsa que os proponemos.

Ademas esta receta es una forma distinta de comer carne de pollo, os va a quedar muy jugosa y sabrosa. Como siempre os digo, yo os doy una propuesta de relleno, vosotros podéis usar los ingredientes que mas os gusten.

  • INGREDIENTES (para 2 personas):
PARA LAS PECHUGAS RELLENAS:

  - 1 Pechuga de Pollo.
  - 8 Lonchas de Pavo / Jamón Serrano.
  - 4 Lonchas de Queso.
  - 15-20 Aceitunas.
  - 100gr de Paté / Foie.
  - 1/2 Vaso de Vino Blanco. 
  - Sal y Pimienta.
  - 1 Hoja de Laurel.
  - Granos de Pimienta
  - Aceite de Oliva Virgen.
  

PARA LA SALSA DE MANZANA Y JENGIBRE:

  - 2 Manzanas.
  - Jengibre
  - 1/2 vaso de Vino Blanco.
  - Sal y Pimienta.
  - Aceite de Oliva Virgen.  

  • PREPARACIÓN:
Lo primero que vamos a preparar es la pechuga rellena, abrimos las pechugas dejándola lo mas abierta posible, esto nos lo puede hacer el carnicero cuando las compremos. Sal-pimentamos la pechuga por ambos lados.



Ahora untamos las pechugas con una capa de paté, ponemos en el centro unas lonchas de queso, el pavo encima, las aceitunas troceadas y enrollamos para dejar todo relleno en el interior.

 
 

Con la ayuda de hilo bramante (de bridar) o palillos de madera, atamos la pechuga para que no no se abra en el cocinado.



 A continuación, vamos a dorar en una sarten con un poco de aceite bien caliente la pechuga por ambos lados. Una vez doradas, la ponemos en una fuente de horno con 1/2 vaso de vino blanco, unos granos de pimienta, la hoja de laurel y horneamos a 220º durante 12-20 minutos hasta que la pechuga esté cocinada, dependiendo del tamaño.

 

Para hacer la salsa de manzana, pelamos las manzanas, el jengibre y los cortamos en láminas, en una cazuela con un poco de aceite doramos la manzana y el jengibre hasta que esté dorado. La cantidad de jengibre os lo dejo un poco a vuestro gusto ya que su sabor es un poco especial y no gusta a todo el mundo.



Cuando la manzana esté dorada, añadimos el vino blanco y dejamos reducir prácticamente por completo. Cubrimos de agua, ponemos sal, pimienta y dejamos cocer hasta que la manzana este casi desecha.

 


Por último trituramos y colamos para conseguir un salsa muy fina y sabrosa. Si necesitáis espesar un poco solo tenéis que añadir maicena disuelta en agua fría y darle un hervor hasta darle la consistencia que os guste.

 


Para la presentación final cortamos las pechugas en rodajas y salseamos con la salsa de manzana por encima.

En el blog tenéis más recetas con el pollo como ingrediente principal, seguir visitando nuestro blog y cocinando las recetas que os proponemos: 

            - JAMONCITOS DE POLLO EN PEPITORIA                      


Recuerda que podéis seguirnos en nuestras redes sociales de La Cocina de Alex y estaréis informados de nuestras últimas novedades:

FacebookTwitterInstagram o Google+. 











Printfriendly